¿Cómo se trata el Stroke?

Un rápido tratamiento del stroke permite reducir enormemente la probabilidad de secuelas.

Llegar en forma rápida al centro de asistencia más cercano que cuente con los medios necesarios, disminuye las secuelas y la mortalidad ocasionadas por está enfermedad.

Al igual que el infarto de corazón o el paro cardiaco, el Stroke (ataque cerebral) debe considerarse una emergencia. Por este motivo es esencial la asistencia y el traslado al hospital en el menor tiempo posible. Con este fin, recomendamos que, ante los síntomas típicos (pérdida de fuerza en alguna parte del cuerpo, problemas para hablar, alteraciones en la vista, mareo o vértigos o inestabilidad para caminar en forma brusca, dolor de cabeza de comienzo explosivo) llame inmediatamente al servicio de ambulancias aclarando al operador que su familiar o conocido puede estar sufriendo un ataque cerebral.

Mientras espera la llegada de la ambulancia usted no debe administrar ningún tipo de medicación al paciente. No debe disminuirse la presión arterial, no deben administrarse sedantes o drogas que puedan dormir al paciente ni medicamentos que modifiquen la coagulación (aspirina o anticoagulantes) mientras se espera la llegada del médico.

Cuando llegue al hospital se le realizarán exámenes clínicos, de laboratorio y una tomografía de cerebro de urgencia en el cual se podrá determinar el tipo de ataque cerebral.

El tratamiento que se aplicar depende del tipo de ataque cerebra, edad, estado de salud y el tiempo transcurrido. No todos los pacientes recibirán el mismo tratamiento.

Tipos de tratamientos

A realizarse en la Sala de Emergencia

Compensar al paciente – Asegurarse que tenga una buena presión arterial, que no tenga dificultades para respirar o mantener un oxígeno adecuado en la sangre. Hay que corregir posibles alteraciones de la sangre como la glucosa de estar presentes. Todas estas acciones mejoran el pronóstico del paciente.

rt-PA -Se trata de una droga que permite destapar la arteria ocluida cuando se produce un infarto al cerebro. Se debe aplicar dentro de las tres primeras de manifestados los síntomas, para lo cual usted deberá llegar a un hospital que cuente con un tomógrafo en las primeras dos horas. En algunos casos no es posible aplicarla porque el paciente esta muy grave, tiene sangre en el cerebro o existe otra contraindicación que impide su administración.

Tratamientos diferidos en la internación

En algunos casos es necesario recurrir a cirugía neurovascular

Cirugía – La cirugía puede requerirse para repararel daño causado o para prevenir la ocurrencia de un segundo ataque. Por ejemplo, puede ser preciso liberar la sangre de un ataque cerebral hemorrágico o reparar vasos sanguíneos dañados.

Otros procedimientos – Algunas personas pueden beneficiarse con la utilización de un catéter para destapar los vasos dañados en el cerebro. Estos son métodos nuevos y no están disponibles en todos los hospitales.

Tratamiento de los factores de riesgo – El tratamiento de los principales factores de riesgo vascular como son la presión alta, la diabetes, el colesterol y la obesidad al igual que modificar hábitos de vida no saludables como el sedentarismo y el tabaquismo. Son medidas altamente efectivas para disminuir un nuevo eventos.

Antiagregantes o anticoagulantes – Podrán estar indicados de acuerdo al tipo de stroke y a cual fue el factor que lo desencadenó.

 

Back to Top