UGT insiste en reclamos que no se ajustan a la crisis económica

  • En informe emitido en octubre 2015 por S&P, indica que la situación económica de varios hospitales refleja la situación financiera de Puerto Rico y la incertidumbre sobre los reembolsos futuros del gobierno para todos los hospitales de Puerto Rico.
  • Según reportado en los medios, el impacto económico que está teniendo en los hospitales la deuda que mantiene el Gobierno por las reclamaciones que sometieron bajo los contratos de Mi Salud que vencieron el pasado marzo 2015, es alarmante. ASES le debe a los Hospitales HIMA•San Pablo $12 millones.
  • Estadísticas suministradas por la Asociación de Hospitales sobre la situación económica:
    • Según informado por la Asociación de Hospitales, un 94% de los hospitales han sufrido reducciones en el censo. El 47% han tenido disminución en el uso de camas. El 42% han tenido que cerrar pisos. El 31% han tenido que cesantear empleados. El 41% han tenido que reducir los horarios. El 66% ha tenido que realizar plan de pagos a suplidores y contratistas. Por otro lado, 5 hospitales han solicitado la protección de la Corte de Quiebras.
  • El Departamento del Trabajo exoneró a Centro Médico del Turabo, la empresa matriz de los Hospitales HIMA•San Pablo, de realizar el pago del Bono de Navidad. La UGT presentó una querella de arbitraje ante al Departamento del Trabajo rechazando esta exoneración, debemos esperar a que el árbitro evalúe el reclamo del sindicato y resuelva el caso.
    • En HIMA San Pablo Caguas y Fajardo, 319 unionados recibieron un bono ajustado y 100 se quedaron sin recibirlo porque la UGT se los prohibió. En HIMA•San Pablo Cupey no tienen convenio y ninguno pudo recibir el bono ajustado, aun cuando 79 de los 109 empleados, lo pidieron.
    • Los intereses de los empleados unionados no se protegen con un paro violento y más aún cuando se violan acuerdos suscritos ante un Tribunal Superior de P.R.