Cirugía Robótica

La cirugía robótica, o cirugía asistida por robot, permite a los médicos hacer muchos tipos de procedimientos complejos con mayor precisión, flexibilidad y control en comparación con las técnicas convencionales. La cirugía robótica generalmente está asociada con la cirugía de invasión mínima (procedimientos realizados a través de pequeñas incisiones). Además, se utiliza algunas veces en determinados procedimientos quirúrgicos abiertos tradicionales.

davinci-xi-surgical-system

Los Beneficios de la Cirugía Robótica

A diferencia de la cirugía laparoscópica, que está generalmente limitada a procedimientos sencillos, la cirugía asistida por robot puede utilizarse para operaciones más complejas. Esto es porque el robot ofrece mejoras adicionales que los cirujanos pueden utilizar para beneficiar al paciente, incluyendo:

  • Una mejor visión a través de una ampliación tridimensional.
  • La cámara de imágenes estéreo de alta definición captura la percepción de profundidad que no está disponible a los cirujanos que utilizan la laparoscopia estándar. La cámara también puede ampliar las imágenes hasta 10 veces más de lo que se puede ver con el ojo humano.
  • Mejor destreza y mayor precisión.
  • Los brazos robóticos, equipados con diminutos instrumentos, pueden girar 360 grados, rotando y curvándose según lo dicte el cirujano. Esta destreza permite a los instrumentos navegar por dentro del cuerpo de formas que le son imposibles a la mano humana. Una articulación especial de la muñeca en la punta de los instrumentos quirúrgicos mejora la habilidad de realizar movimientos sutiles y complejos tales como maniobrar alrededor de áreas delicadas mientras se corta. También facilita otras actividades, tales como suturar.
  • La habilidad de neutralizar los temblores de las manos.
  • El robot corrige cualquier pequeño movimiento de la mano, como un temblor.
  • Mejor control por parte del cirujano.
  • El cirujano controla la cámara durante todo el caso, permitiendo una mejor visión.
da-vinci-instrument-hand-controls.jpg

Todos estos beneficios se traducen en beneficios adicionales para el paciente, incluyendo:

  • Menos dolor
  • Menos pérdida de sangre
  • Incisiones más pequeñas y cicatrices mínimas
  • Menos riesgo de infección
  • Menos anestesia
  • Hospitalización más corta
  • Recuperación más rápida