Cáncer Cervical

PUNTOS CLAVE:

  • La Prueba de Papanicolaou (Pap) ayuda a detectar células pre-cancerosas en el cuello de la cérvix.
  • Una mujer puede tener cáncer cervical sin síntomas.
  • Estudios han demostrado que una causa común para el desarrollo de cáncer cervical es la infección con el Virus de Papiloma Humano (VPH).

Referencias:  

Instituto Nacional del Cáncer de los Institutos Nacionales de la Salud de EE.UU. (2011).  Vacunas contra los virus del papiloma humano.

National Cancer Institute (2009). Lo Que Usted Necesita Saber Sobre el Cáncer de Cérvix.  NIH 09-2047S.

Programa de Prevención y Detección Temprana de Cáncer de Mama y Cuello Uterino de Puerto Rico (2010). Guía para la Prevención de Cáncer de Cuello Uterino.

Cérvix

La cérvix forma parte del sistema reproductor femenino.  Es el canal de entrada hacia el útero, lugar donde permanece el bebé mientras la mujer está embarazada.  A la cérvix también se le conoce como cuello uterino.  Normalmente durante el embarazo, la cérvix se mantiene cerrada para mantener al bebé en el útero mientras se desarrolla y está listo para nacer.  Al momento del parto, la cérvix se expande para dar paso al bebé, primero hacia la vagina y luego hacia el exterior del cuerpo de la madre. 

Cáncer Cervical

Cáncer cervical es la condición que se diagnostica cuando células en el tejido de la cérvix comienzan a reproducirse desordenadamente y fuera de control creando una masa llamada tumor.   Existen quistes y otros problemas en la cérvix que pueden ser benignos; es decir, no cancerosos.  Cuando ocurre el cáncer se observa el desarrollo de un tumor maligno que de no tratarse a tiempo, puede invadir otros tejidos y diseminarse a otras partes del cuerpo.     

Causas

Existen ciertos factores relacionados con el desarrollo del cáncer cervical.  Entre estos:

  • Irregularidad para realizarse Pruebas de Papanicolaou (Pap) –  El cáncer cervical es más común en mujeres que no se hacen la prueba del Pap regularmente.  Esta prueba ayuda a identificar células anormales en la cérvix que pudieran eliminarse para prevenir el cáncer.
  • Infección con ciertos tipos de Virus de Papiloma Humano  (VPH) – Diferentes tipos de VPH se transmiten de una persona a otra mediante el contacto sexual.   Algunos tipos de VPH producen células pre-cancerosas en los tejidos de la cérvix que de no tratarse pueden convertirse en cáncer. 
  • Prácticas sexuales – Las mujeres con múltiples parejas sexuales o que tienen relaciones sexuales con hombres que han tenido muchas parejas sexuales, tienen mayor riesgo de desarrollar cáncer cervical ya que están más propensas a la infección con el VPH.
  • Uso de anticonceptivos – Las mujeres con VPH que usan píldoras anticonceptivas por 5 años o más parecen elevar levemente su riesgo de desarrollar cáncer en la cérvix.
  • Inmunosupresión – Estar infectada con el VIH (virus asociado al SIDA)  o recibir medicamentos que debilitan el sistema de defensas aumenta el riesgo de padecer cáncer cervical.
  • Fumar –  Las mujeres infectadas con el VPH que además son fumadoras también aumentan levemente su riesgo de desarrollar  cáncer cervical.

Síntomas

El cáncer cervical por lo general no presenta síntomas en sus etapas iniciales. Cuando el cáncer progresa la mujer puede experimentar:

  • Sangrado que ocurre entre períodos menstruales regulares
  • Sangrado después de las relaciones sexuales, de una ducha vaginal o del examen pélvico
  • Períodos menstruales más prolongados y más abundantes
  • Sangrado después de la menopausia.

Otros síntomas adicionales pueden incluir:

  • Secreciones vaginales profusas
  • Dolor en el abdomen bajo
  • Dolor durante las relaciones sexuales.

Se sabe que estos síntomas pueden ser producidos por otras condiciones de salud.  Por tal motivo antes estos síntomas es importante consultar al médico.

Pruebas

Para detectar células pre-cancerosas en la cérvix o posible cáncer cervical, se utiliza el Pap.  Esta es una prueba sencilla que se puede realizar durante el examen ginecológico de rutina.  Consta de frotar la cérvix con un hisopo de algodón para tomar una pequeña muestra de células y analizarla en el laboratorio.   La prueba también puede usarse para determinar si la mujer tiene infección con el VPH.

El médico podrá ordenar pruebas adicionales  cuando se detectan células anormales durante el Pap.  Sin embargo el diagnóstico de cáncer cervical se realizará mediante una biopsia; es decir, la toma de una muestra del tejido de la cérvix para analizarlo en el laboratorio.

Tratamiento

La mujer con cáncer cervical tiene varias opciones de tratamiento.  Estas pueden usarse en combinación y pueden incluir:

  • Cirugía – Es el tratamiento para extirpar todo el tumor o parte de éste.
  • Quimioterapia – Se refiere al uso de medicamentos o fármacos que se toman por boca o se administran de forma intravenosa para destruir células cancerosas.
  • Radioterapia – Consiste del uso de radiación o de Rayos X de alta intensidad para destruir células cancerosas. 

HIMA•San Pablo Oncológico cuenta con una técnica moderna para tratar el cáncer cervical localizado.  Esta se conoce como Braquiterapia o terapia de corta distancia o de contacto.  Consiste de aplicar radiación directamente al tumor desde el interior del cuerpo.

Existen varios métodos para la aplicación de esta técnica.  Uno de éstos es el High Dose Rate Brachytherapy (HDR) o la Braquiterapia de Alta Dósis de Radiación, mediante la cual se aplica radiación directamente al tumor en un procedimiento que no requiere hospitalización.  La mujer que recibe HDR Brachytherapy generalmente regresa el mismo día a sus actividades habituales.  Aunque pudiera sentir algunos efectos secundarios como cansancio y molestia al orinar, por lo general éstos son leves y se alivian luego del tratamiento.  

Vacunación contra el VPH

VPH es la abreviación para una familia de más de 150 virus, algunos de los cuales producen verrugas o tumores benignos en los tejidos.  De estos, alrededor de 40 pasan de una persona a otra a través del contacto sexual y pueden ser carcinogénicos; es decir, capaces de producir daño a las células de los tejidos con un riesgo aumentado para el desarrollo de cáncer.

La mayoría de las infecciones con el VPH se presentan sin síntomas y desaparecen sin tratarse.  Sin embargo, algunas infecciones persisten por años causando mutaciones o cambios en los genes de las células.  Específicamente los tipos de VPH 16 y 18 están relacionados con el cáncer cervical.  También se han asociado con el desarrollo de cánceres de orofaringe, vulva, vagina, pene y ano.

La Administración de Drogas y Alimentos por sus siglas en inglés FDA, ha aprobado el uso de vacunas contra ciertos tipos de VPH.  Ya que la exposición a ciertos VPH puede ocurrir en personas jóvenes, se recomienda a los padres discutir con el médico las recomendaciones vigentes para la administración de estas vacunas.

Ayuda e información adicional

Las mujeres con un diagnóstico de cáncer cervical pueden  beneficiarse de participar en grupos de apoyo para personas con cáncer y sus familiares en los que se comparten experiencias y problemas en común y se discute información correcta sobre el cáncer y  sus tratamientos.  También puede beneficiarse de la educación individual o familiar que tiene accesible a través de la Oficina de Educación en Salud: mariramirez@himapr.com.

Para obtener más información también puede acceder a:

www.cancer.org   (American Cancer Society)
www.cancercare.org/enespanol
www.caring4cancer.com  (Información sobre  nutrición y cáncer)
www.cancer.gov/espanol/tipos/cuello-uterino
www.cdc.gov/cancer/nbccedp  (National Breast and Cervical Cancer Early Detection Program)
www.fertilehope.org  (Información sobre fertilidad y cáncer)
www.cancer.gov/espanol/pdq/cuidadosdeapoyo

Revisión mayo 2018

Tipos de Cáncer