Cáncer Esofágico

PUNTOS CLAVE:

  • Fumar, consumir alcohol excesivamente o padecer del Esófago de Barrett pueden aumentar el riesgo de desarrollar cáncer esofágico.
  • Síntomas asociados al cáncer en el esófago son dolor y dificultad para tragar, y pérdida de peso.
  • El diagnóstico del cáncer esofágico se confirma por medio de una biopsia.

Referencias:  

Institutos Nacionales de la Salud / Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU. (2015). Cáncer esofágico. www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/

National Cancer Institute (2015). Cáncer de esófago: Tratamiento (PDQ®). www.cancer.gov/espanol/tipos/esofago/paciente/tratamiento-esofago-pdq

El Esófago

El esófago es un tubo muscular que comienza en la laringe y termina en la parte superior del estómago y que transporta alimentos, líquidos y saliva. Tiene aproximadamente 10 pulgadas de largo y 1 pulgada de ancho y forma parte de los órganos del sistema digestivo. Cuando la persona ingiere alimentos, los mastica y los traga, estos pasan por el esófago hacia el estómago para descomponerse durante la digestión.

Cáncer Esofágico

El cáncer esofágico es el tipo de cáncer que ocurre en el esófago. Ocurre cuando las células de los tejidos del esófago se comportan desordenadamente y fuera de control provocando el desarrollo de una masa de tejido llamada tumor. Cuando esto ocurre parte del esófago puede quedar obstruido dificultándose el paso de los alimentos hacia el estómago y produciéndose dificultad para tragar y dolor. Los tipos de cánceres esofágicos más comunes son el carcinoma de células escamosas que se origina en las células delgadas que cubren el esófago, y el adenocarcinoma que ocurre en las células secretorias del esófago cuya función es secretar líquido como el moco.

Causas

Los Institutos Nacionales de la Salud señalan que el cáncer esofágico no es común en los Estados Unidos. Aunque en Puerto Rico tampoco parece ser común, entre el 2006 y el 2010 fue la octava causa de muerte por cáncer en hombres de todas las edades. Algunos de los factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar este tipo de cáncer son:

  • Fumar- Fumar cigarrillo o tabaco se asocia con el carcinoma de células escamosas del esófago posiblemente por el efecto dañino de las substancias del cigarrillo o tabaco sobre los tejidos.
  • Alcohol- El consumo excesivo de alcohol también se relaciona con el carcinoma de células escamosas del esófago.
  • Historial de Esófago de Barrett – Padecer de reflujo gástrico persistente (condición que inflama los tejidos del esófago cuando el contenido del estómago retrocede hacia la parta inferior del esófago), y padecer del Esófago de Barrett (condición que se diagnostica cuando el tejido del esófago presenta daños provocados por el ácido gástrico), puede promover el desarrollo de células cancerosas en el esófago.
  • Edad y Sexo – El cáncer de esófago se diagnostica con mayor frecuencia en hombres mayores de 50 años.

Síntomas

Los síntomas relacionados con el cáncer esofágico son:

  • Dolor y dificultad para tragar.
  • Dolor torácico no relacionado al consumo de alimentos.
  • Indigestión y acidez estomacal.
  • Vómitos con sangre.
  • Pérdida de peso.
  • Tos y ronquera.

Pruebas

Algunas de las pruebas usadas para detectar cáncer esofágico incluyen:

  • Examen físico – Examen médico realizado para evaluar el estado de salud general de la persona, así como sus padecimientos y síntomas.
  • Radiografía del tórax – Se refiere al uso de Rayos X para tomar imágenes de los órganos internos localizados en el pecho y la parte superior del abdomen.
  • Estudio con ingesta de bario – Se refiere a la toma de radiografías del esófago y estómago una vez la persona toma un líquido de color blancuzco.
  • Esofagoscopia – Estudio realizado para examinar el interior del esófago con la ayuda de un tubo fino y luminoso llamado esofagoscopio. Este procedimiento ayuda a evaluar si existe tejido anormal en el esófago.

El médico puede utilizar otras pruebas adicionales. Sin embargo, el diagnóstico de cáncer esofágico se confirma por medio de una biopsia. Esta es la toma de muestras de tejido del esófago para analizarlas con pruebas de patología bajo el microscopio.

Tratamiento

Pueden utilizarse diversos tratamientos para el cáncer esofágico tales como:

  • Cirugía – operación para sacar el tumor.
  • Quimioterapia – que es el uso de medicamentos en forma de píldoras que se toman por boca o se administran de forma intravenosa para destruir células cancerosas.
    El manejo del cáncer esofágico puede incluir una combinación de tratamientos. Estos pueden causar efectos secundarios que dependerán del tipo y la duración del tratamiento.
  • Radioterapia – que consiste del uso de radiación o de Rayos X de alta intensidad para destruir células cancerosas y evitar que estas viajen a través de la sangre a otras partes del cuerpo.

Ayuda e información adicional

El Hospital HIMA•San Pablo Oncológico cuenta con grupos de apoyo para personas con cáncer y sus familiares. En las reuniones de apoyo se comparten problemas en común y se discute información correcta sobre el cáncer y sus tratamientos en un ambiente privado y confidencial. El paciente de cáncer también dispone de educación individual o de grupo y de la asistencia de trabajadores sociales, psicólogos clínicos, navegadores de pacientes, capellanes y otros profesionales de ayuda. Se puede solicitar información adicional a través de la Oficina de Educación en Salud: mariramirez@himapr.com o accediendo a:

www.himasanpablo.com
www.cancer.org (American Cancer Society)
www.cancercare.org/enespanol
www.cancer.gov/espanol/tipos/gastrointestinal

Tipos de Cáncer